“Lo que Juan vio”

 

(Apocalipsis 1.9-20)

"Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas. El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. "

 

Pro. Comentario expositivo de apocalipsis

 

Introducción.

 

o   Estaba en la isla de patmos

o   Estaba en el Espíritu

o   Oí detrás de mí  una voz como de trompeta

o   Que decía Yo soy el Alfa y la Omega el Primero y el Ultimo.

o   Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo.

o   Y vuelto vi.

 

II. ¿Qué fue lo que Juan vio?

 

A.   7 candeleros de oro.

1.      ¿Qué es un candelero?

                                                              i.      Ver Candeleros

2.      ¿Para que son los candeleros? 

                                                              i.      Para iluminar.

3.      Aquí los candeleros son símbolo de las Iglesia  (ver 20)

4.      La Iglesia es la luz

                                                              i.      "Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. " (Mateo 5.14-16, RVR60)

                                                            ii.      "Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida." Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo." (Juan 8.12)" (Juan 9.5,)

                                                          iii.      Nosotros en Cristo y él en nosotros

 

 

B.  En Medio de los 7 candeleros miro a uno semejante al Hijo del hombre

1.      "Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies:" (Salmos 8.4-6, RVR60)

 

                                                              i.      "Porque no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando; pero alguien testificó en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas. Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos." (Hebreos 2.5-9, RVR60)

 

 

2.      Daniel tubo una visión como 500 años antes de Cristo he aquí la visión

                                                              i.      "Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos. Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego. Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada la vida hasta cierto tiempo. Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido." (Daniel 7.9-14)

                                                            ii.      "Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies." (Salmos 110.1, RVR60)

 

3.      Jesús se auto nombró “Hijo del Hombre”

                                                              i.      "Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria." (Mateo 24.30, RVR60)

                                                            ii.      "Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia. ¿Qué os parece? Y respondiendo ellos, dijeron: ¡Es reo de muerte! Entonces le escupieron en el rostro, y le dieron de puñetazos, y otros le abofeteaban, diciendo: Profetízanos, Cristo, quién es el que te golpeó. " (Mateo 26.63-68, RVR60)

                                                          iii.      Por eso murió Jesús

4.      Por eso Murió esteban   "Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él. Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él. Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo. Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió. " (Hechos de los Apóstoles 7.54-60, RVR60)

 

 

C.     Juan describe al Hijo del hombre

1.       Juan usa títulos que son en el antiguo testamento descripciones de Dios y las aplica al Cristo resucitado.

                                            i.            Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve Daniel 7:9

                                          ii.            su voz como estruendo de muchas aguas  Ezq. 43:2

                                        iii.            yo soy el primero y el último; Isaías 44:6 y 48:12

 

2.      Descripción de El hijo del hombre

                                                              i.      vestido de una ropa que llegaba hasta los pies,

1.      Eran vestiduras sacerdotales él es nuestro sumo sacerdote.

                                                            ii.      y ceñido por el pecho con un cinto de oro.

1.      Significa realeza

2.      Sacerdote rey melquisedec.

                                                          iii.      Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nive.

1.      Edad muy avanzada nos habla de su existencia eterna.

2.      La pureza divina y la santidad perfecta

                                                          iv.      sus ojos como llama de fuego; Daniel 10:6

1.       
 
 
Comments