Apocalipsis Capitulo 1

Nuestro Señor Glorificado

1:9-20

Introducción

1.            Revelación

a.       (una palabra griega  que significa «develar» o «descubrir» recorrer la cortina  )  es lo contrario de apócrifo=oculto /libros apócrifos biblia católica/

b.      Aquí se revela al Jesús glorificado

c.       Y se está revelando el futuro

"La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto. Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

 

 Juan, a las siete iglesias que están en Asia:

 

 

A.    Gracia y paz a vosotros,

                              1.            del que es y que era y que ha de venir,

                              2.            y de los siete espíritus que están delante de su trono;

                              3.            y de Jesucristo

a)      el testigo fiel,

b)      el primogénito de los muertos,

c)      y el soberano de los reyes de la tierra.

 

B.     Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

a.       Mucha gente no adoran a Jesús

                                                              i.      "Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén. " (2 Pedro 3.18, RVR60)

                                                            ii.      "Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios. " (Mateo 14.33, RVR60)

                                                          iii.       "he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron." (Mateo 28.9, RVR60)

                                                          iv.      "Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban." (Mateo 28.17, RVR60)

                                                            v.      "Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró." (Juan 9.38, RVR60)

                                                          vi.      "Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios." (Hebreos 1.6, RVR60)

                                                        vii.      "Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra." (Mateo 2.11, RVR60)

b.      Inclinarte es símbolo de adoración

                                                              i.      Éxodo 20:5

                                                            ii.      Mardoqueo    "Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey se arrodillaban y se inclinaban ante Amán, porque así lo había mandado el rey; pero Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba. Y los siervos del rey que estaban a la puerta preguntaron a Mardoqueo: ¿Por qué traspasas el mandamiento del rey? Aconteció que hablándole cada día de esta manera, y no escuchándolos él, lo denunciaron a Amán, para ver si Mardoqueo se mantendría firme en su dicho; porque ya él les había declarado que era judío. Y vio Amán que Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba delante de él; y se llenó de ira." (Ester 3.2-5, RVR60)

                                                          iii.      Pedro  "Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre." (Hechos de los Apóstoles 10.26, RVR60)

                                                          iv.      El Ángel en Apoc.   "Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. " (Apocalipsis 19.10, RVR60)

                                                            v.      El Ángel de Apoc. "Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora  a Dios." (Apocalipsis 22.8-9, RVR60)

c.       Jesús no se los impidio"Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies," (Marcos 5.22, RVR60)

d.      Jesús no se los impidió "Porque una mujer, cuya hija tenía un espíritu inmundo, luego que oyó de él, vino y se postró a sus pies." (Marcos 7.25, RVR60)

e.       ¿Por qué no les impidió que se postrasen  ante él ?

                                                              i.      Porque el es Dios no un dios

1.      "Y el hombre de quien habían salido los demonios le rogaba que le dejase estar con él; pero Jesús le despidió, diciendo: Vuélvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo. Y él se fue, publicando por toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho Jesús con él. " (Lucas 8.38-39, RVR60)

2.      "Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!" (Juan 20.28, RVR60)

3.      "de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén." (Romanos 9.5, RVR60)

4.      "aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo," (Tito 2.13, RVR60)

5.      "Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna." (1 Juan 5.20, RVR60)

f.       la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, "Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. " (Apocalipsis 5.7-14, RVR60)

                                                              i.      "y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades." (Apocalipsis 1.18, RVR60)

 

 

 

 

C.     He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén. Zacarías 12:10 y Juan 19:17

 

D.    Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.   

 

E.     Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.  Mateo 16:28 cap17:1- Juan 21:20-23

 

 

 

 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor,

 

 y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

 

 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último.

 

Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

 

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo;

 

 y vuelto, vi siete candeleros de oro,

 y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre,

 vestido de una ropa que llegaba hasta los pies,

 y ceñido por el pecho con un cinto de oro.

Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve;

 sus ojos como llama de fuego;

 y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno;

 y su voz como estruendo de muchas aguas.

Tenía en su diestra siete estrellas;

de su boca salía una espada aguda de dos filos;

y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

 

 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén.

Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

 

Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas. El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. “(Apocalipsis 1.1-20, RVR60)
 
 
Comments