INICIO‎ > ‎Sermones/Estudios‎ > ‎

El Avivamiento de Ezquias

EL AVIVAMINETO DE EZEQUIAZ

 

 

Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán. En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió. 2º Reyes 18.3-7

 

Propósito: ir a través de las historias Bíblicas y de las historias de los avivamientos  de los 900s y de las historias de los avivamientos contemporáneos, para comprender lo que es un verdadero avivamiento.

 

I.                   Yo no quiero que ninguno de ustedes se desoriente y mal entienda lo que es el avivamiento. O el propósito del avivamiento, El escritor del libro El Espíritu Mismo dice “conviene recordar  a los nuevos convertidos que acaban  de ser llenos del Espíritu, que el Bautismo en el Espíritu Santo es una puerta que se abre  a una nueva vida en Dios, pero no es un fin en sí mismo. Es una vida no solamente una experiencia. El consolador viene a morar en el Tempo de Dios. Quiere guiarnos en nuestro diario andar; quiere fomentar en nosotros el fruto del Espíritu, profundizar nuestra vida devocional, Ayudarnos en oración intercesora, hacernos testigos de Cristo, y abrir la palabra a nuestro entendimiento”  

 

 

El verdadero avivamiento empieza con el arrepentimiento;

 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, Hechos de los Apóstoles 3.19

 

II.                Consideremos por un momento el avivamiento en los días de Ezequías

 

A.    CONDICIONES PERSONALES

1.       Ezequías hizo lo recto a ojos del Señor 2 R 18.3

a.    Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. 2º Reyes 18.3

b.   No vivía su vida como agradando al ojo humano.

c.    Y cuantas veces nos preocupamos más porqué no nos mire la gente y nos olvidamos que allá en los cielos hay alguien que siempre nos ve.

 

2.       Quitó las imágenes 2 R 18.4

a.       El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán. 2º Reyes 18.4

b.      Todavía hay gente idolatra que son cristianos pero no pueden dejar su idolatria

 

3.       Confió en el Señor 2 R 18.5

a.       En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. 2º Reyes 18.5

 

4.       Siguió al Señor 2 R 18.6

a.       Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. 2º Reyes 18.6

 

5.      Se aferró al Señor 2 R 18.6

a.       Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. 2º Reyes 18.6

b.      Hoy tenemos tantas personas que por la nada se apartan del Señor

 

6.       Guardó sus mandamientos 2 R 18.6

a.       Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. 2º Reyes 18.6

b.      Si me amáis guardad mis mandamientos

 

B.     RESULTADO

1.       El Señor estaba con él 2 R 18.7

a.       Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió. 2º Reyes 18.7

b.      Me a ungido para dar las buenas nuevas

 

2.       El Señor le prosperó 2 R 18.7

a.       Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió. 2º Reyes 18.7

 

C.     CONDICIONES NACIONALES

1.      Las puertas del templo se abrieron y se repararon 2 Cr 29.3

a.       En el primer año de su reinado, en el mes primero, abrió las puertas de la casa de Jehová, y las reparó. 2º Crónicas 29.3

 

2.      Se hizo un pacto con el Señor 2 Cr 29.10

a.       Ahora, pues, yo he determinado hacer pacto con Jehová el Dios de Israel, para que aparte de nosotros el ardor de su ira. 2º Crónicas 29.10

 

3.      Se santificó a los sacerdotes y a los levitas 2 Cr 29.15

a.       Estos reunieron a sus hermanos, y se santificaron, y entraron, conforme al mandamiento del rey y las palabras de Jehová, para limpiar la casa de Jehová. 2º Crónicas 29.15

 

 

 

4.      Se santificó el templo 2 Cr 29.15

a.       Estos reunieron a sus hermanos, y se santificaron, y entraron, conforme al mandamiento del rey y las palabras de Jehová, para limpiar la casa de Jehová. 2º Crónicas 29.15

 

5.      Se limpió el templo 2 Cr 29.16

a.       Y entrando los sacerdotes dentro de la casa de Jehová para limpiarla, sacaron toda la inmundicia que hallaron en el templo de Jehová, al atrio de la casa de Jehová; y de allí los levitas la llevaron fuera al torrente de Cedrón. 2º Crónicas 29.16

 

6.      Se ofreció el sacrificio 2 Cr 29.22

a.       Mataron, pues, los novillos, y los sacerdotes recibieron la sangre, y la esparcieron sobre el altar; mataron luego los carneros, y esparcieron la sangre sobre el altar; asimismo mataron los corderos, y esparcieron la sangre sobre el altar. 2º Crónicas 29.22

 

D.    RESULTADO

1.      Ezequías se regocijó 2 Cr 29.36

a.       Y se alegró Ezequías con todo el pueblo, de que Dios hubiese preparado el pueblo; porque la cosa fue hecha rápidamente. 2º Crónicas 29.36

 

2.      Hubo gran gozo en Jerusalén 2 Cr 30.26

a.       Hubo entonces gran regocijo en Jerusalén; porque desde los días de Salomón hijo de David rey de Israel, no había habido cosa semejante en Jerusalén. 2º Crónicas 30.26

 

Comments